Es muy probable que conozcamos el significado de la expresión “Echar un polvo” si vivimos en España, o quizás no. Para los que nos leéis desde fuera de España “Echar un Polvo” significa mantener relaciones sexuales. ¿De dónde viene?

El origen de la expresión “echar un polvo” no esta del todo claro, pero existen varias posibilidades que parecen tener la clave de tal misterio.

¿Cuándo se empezó a decir “echar un polvo”?

En los siglos XVIII Y XIX era costumbre el consumo de tabaco vía nasal, este tabaco en polvo también llamado Rapé puede tener la clave del origen de la expresión “echar un polvo”. Cuando se esnifa rapé son comunes los estornudos, estos resultaban molestos sobre todo para las personas que no lo esnifaban. Es por ello que las personas que consumían tabaco en polvo habituaban a retirarse a otra habitación para no molestar y esnifar tabaco a su aire.

Otra teoría de su procedencia 

Otro de los posibles orígenes de esta curiosa expresión se encuentra en la famosa frase “Somos polvo, del polvo venimos y en polvo nos convertiremos”. Concretamente la afirmación “del polvo venimos” da pie a interpretar polvo como un eufemismo de relación sexual: de las relaciones sexuales venimos… Desde ahí puede haber crecido la expresión hasta tal y como la conocemos hoy en día: “Echar un polvo”.

¡Quizás ustedes conozcan algún otro origen! Déjalo en los comentarios.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: